POEMAS -Como si de un coche se tratara-

¿Pero qué dices muchacho?
Qué sabrás tú de revoluciones, del campo,
de Asturias y de echar de menos las bombas que caían
al atardecer por la Gran Vía de Madrid;
tan crueles como justamente repartidas.
¿Que no tienes ganas de qué?
Las ganas no se tienen, se las inventa uno.
No creo que venga eso que dices escrito en los libros,
y si viene, si viene deberíamos quemarlos.
¿Que no ha habido grandes filósofos en este país?
Pregúntale al abuelo del padre de tu madre, a ver si no
pensaba ese hombre. Y si no pensaba,
si no pensaba lo hubiesen quemado mucho antes.
¿Pero cómo que qué digo, muchacho?
Yo sí que echo de menos levantarme a las 12,
una bici con marchas como si de un coche se tratara,
un coche al hacer la comunión, como si de una bici se tratara,
un abrazo, un plazo fijo, un negocio familiar.
Echo de menos aburrirme y no llevar razón,
haber querido más a tu madre,
dejarme llevar por el alcohol, en lugar de llevarle
yo siempre a él de vuelta a casa.
Echo de menos la vida, la libertad de hacer lo que quiera,
la libertad de poder pegarte ahora mismo dos hostias por insolente,
por mucho que tenga que coincidir contigo en que ambos
echamos de menos aquello que nunca pudimos tener.

Anuncios

Un comentario sobre “POEMAS -Como si de un coche se tratara-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s